Captura de pantalla 2019-09-03 a las 17.20.29

Los secretos de la autohipnosis

Qué es la autohipnosis?

Ahora  puedes activar tu capacidad de curación, autoestima y confianza, resolver conflictos internos y mejorar tu bienestar  o conseguir soluciones a cosas del día a día. Es fácil si sabes cómo acceder a tu subconsciente a través de la autohipnosis, una herramienta que actúa a modo de llave maestra para conseguir tus objetivos y fijarlos.

Lo creas o no, tu ya has estado muchas veces en un estado de autohipnosis sin siquiera saberlo. ¿Alguna vez has estado tan absorbido en un libro que cuando  has terminado y mirado el reloj te has dado cuenta que han pasado una o varias horas? ¿o cuando has estado en el cine?

Una buena cantidad de veces no nos damos cuenta de lo inmersos en un estado hasta que salimos de él. Este es un ejemplo cotidiano de un estado hipnótico. 

Lo primero es identificar qué te pasa, qué quieres mejorar o de qué te quieres liberar, qué te está molestando. Necesitas entender exactamente tu problema para obtener los mejores resultados posibles.

La aplicación práctica de la autohipnosis.  

Los sistemas de representación sensorial son básicamente nuestros sentidos internos, es decir, nosotros “re-representamos” lo que experimentamos en el mundo exterior en una pantalla mental interna ( la imaginación o la visualización). Entonces, es un hecho que nuestros sentidos externos (ver, oír, sentir, oler y probar) están totalmente relacionados con lo que sentimos internamente.

Si bien no podemos saber lo que la gente está pensando, sí podemos saber si están poniendo atención a lo que están viendo, escuchando, sintiendo, oliendo o saboreando. Hay tres maneras de hacer esto.

Poner atención a las palabras que utilizan las personas.  Nos ayuda a saber quien tenemos delante y como su mente procesa la información ya sea para vender, relacionarnos, comunicarnos de manera más eficaz o darnos cuenta de si nos están mintiendo ( la información es poder).

Por ejemplo, una persona que pone atención a lo visual, utilizará palabras como “viendo”, “mirando”. Si está poniendo atención a lo auditivo usará frases como “te estoy escuchando”, “me suena bien”. Cuando se enfoca en lo cinestésico usará palabras como “siento”, “estoy tocando”. Cuando se enfoca en lo gustativo usará palabras que hagan referencia al sabor o comer, y en lo olfativo a los aromas, el olor, pero además con su movimiento corporal manos, piernas cabeza y otros movimientos corporales inconscientes y universales que todos ser humano realiza. 

La CNV ( comunicación no verbal) nos acaba proporcionando toda una información sobre el lenguaje corporal y fisiología, como los patrones de respiración y la tensión muscular.

He desarrollado un programa para personas como tú y quienes desean aprender lo que se necesita para realizar correctamente autohipnosis. Mis más de 25 años de experiencia en este campo me avalan para acompañarte a conseguir tus objetivos.

Todo el mundo tiene alguna cosa en su vida que le gustaría cambiar o mejorar, tengo muchas técnicas vanguardistas disponibles para facilitar ESTOS cambios. 

La verdad es que la autohipnosis está respaldada por una amplia investigación que demuestra su eficacia; y más importante, una vez aprendida, se puede personalizar para cualquier situación y se usa casi en cualquier momento y en cualquier lugar. Es una técnica probada que permite a la gente reprogramar el subconsciente para cambiar los comportamientos no deseados.

¿Qué cambios puedes conseguir ?

Gracias a trabajar en autohipnosis vas a sentir que estás llevando la vida que quieres mucho más rápidamente de lo que te imaginas.

Podrás experimentar en un periodo muy corto en el tiempo, la eficacia de trabajar en autohipnosis y observar los cambios positivos que se  están  produciendo en el tiempo.

Todas estas herramientas están dentro de ti, solo te  ayudaré a despertar los recursos conductuales o emocionales que necesitas para lograr tus objetivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *